Publicado: 16 February, 2017 In: Notas de prensa

El Salón de los Idiomas 2017 reunió de nuevo a padres, profesionales y 25 organizaciones especializadas en torno a los programas de inglés en el extranjero

El Salón recibió la visita de 1.500 personas, con especial presencia de familias, estudiantes y profesionales“Se ha notado un repunte en la demanda de programas académicos en el extranjero, especialmente en los de un año completo, pero ahora son los padres los que deciden el destino, a diferencia de hace unos años”, explican desde la patronal.

El XIV Salón de los Idiomas de ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero) presentó en el Hotel Palace de Madrid durante los días 10 y 11 de febrero los programas punteros en estancias educativas en el extranjero, especialmente lingüísticas, y las novedades de las 25 empresas líderes en el sector. Una edición que se saldó con un excelente balance de resultados y la presencia de 1.500 visitantes, quienes pudieron conocer de primera mano las nuevas oportunidades y los programas y destinos más novedosos a la hora de elegir dónde y durante cuánto tiempo desplazarse para realizar un curso de inglés, tanto en la modalidad de curso de idiomas en el extranjero, como programas de año escolar o campamentos de inmersión en España.

También fue significativo el alcance nacional que tuvo esta convocatoria, en la que cerca del 30% de los asistentes acudían desde fuera de Madrid, con la presencia de visitantes de toda España, en especial de Valencia, Andalucía o León.

El Salón fue inaugurado el 10 de febrero por Ismael Sanz Labrador, director general de Innovación, Becas y Ayudas a la Educación de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Sanz quiso recordar que “estudiar un año fuera es aprender idiomas pero también constituye una experiencia vital como pocas a todos los niveles”.  Como consejo para afrontar dicha situación, que él conocía de primera mano ya que había cursado un año en Irlanda, destacó la importancia de “conocer bien la amplia oferta de opciones existente en la actualidad, elegir bien el destino, asegurarse la convalidación de estudios y elegir un centro que ofrezca garantías”.

En este sentido Óscar Porras, presidente de ASEPROCE, apuntó que “hay mucho intrusismo en el sector, por eso recomendamos elegir empresas que cuenten con el sello de calidad ASEPROCE, que son auditadas externamente por LLOYD¨S y ofrecen solvencia y garantías. Es muy diferente contratar una empresa que ha sido auditada y tiene sello de calidad, porque ante cualquier incidencia va a responder no solamente de forma legal sino también de forma ética”.

En cuanto a los cambios en las tendencias del sector de cursos de idiomas en el extranjero, Juan Manuel Elizalde, expresidente de ASEPROCE, destacó que “el repunte desde hace dos años” tras el cual “ha habido dos cambios significativos: El primero es que antes de la crisis era el niño el que decidía y buscaba destinos más lúdicos, tipo Malta, mientras que ahora el que decide es el padre o la madre” y el segundo es que “cada vez se solicitan más los programas que cursan años académicos enteros”.

Elizalde recalcó además que las personas que solicitan realizar programas académicos en el extranjero “suelen pedir el alcanzar niveles más altos que en otros países”. “Si hace 10 años se iban para presentarse a un First, ahora se van a por un Advanced, por poner un ejemplo”, añadió. Las edades en las que estos cursos son más demandados son “sobre todo desde los 13 hasta los 17 años, pero también hay muchos de 24 o 25 años que se van fuera un año al terminar la universidad”, explica Juan Manuel.

Con respecto a los países indica Elizalde que “los más demandados siguen siendo, Irlanda, Inglaterra y en tercer lugar EE.UU. pero han surgido destinos nuevos como Australia”.

En este sentido, Óscar Porras subrayó que “si bien antes sólo cursaban estudios en el extranjero niños pertenecientes a familias de un nivel socioeconómico medio-alto, ahora se está abriendo mucho el abanico”.

Tranquilidad a los padres

Desde la Asociación sí se ha notado que cada vez más padres se preguntan si cuestiones como el Brexit o la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, pueden influir a la hora de cursar estudios en estos países. Elizalde ha querido tranquilizar a las familias garantizando que “los estudiantes pueden esperar la misma enseñanza de alta calidad” y el mismo trato que antes de la votación.

De momento el Brexit sólo ha tenido un efecto positivo y es que ha bajado la libra. Y en cuanto a Donald Trump, no hay que sacar las cosas de contexto, los estudiantes de intercambio internacional aportan mucho dinero a los Estados Unidos y no hay ninguna razón para que el presidente Trump cambie sus políticas, ni están previstos cambios tampoco en las políticas de concesión de visados para intercambio cultural”, explicó Elizalde.